Está pasando

Irina Shayk sorprende con su excelente figura a tres semanas de dar a luz  

La Prensa

Madrid, España.

La modelo Irina Shayk y su prometido Bradley Cooper dieron la bienvenida al mundo a su primer hijo, una niña llamada Lea de Seine Shayk Cooper, hace unas tres semanas, aunque fieles a su habitual privacidad ninguno de ellos quiso confirmar públicamente ni el nacimiento de su bebé ni el nombre que habían elegido para ella.

Por el momento la maniquí rusa tampoco ha compartido ninguna imagen de su hija en las redes sociales, pero sí que ha querido hacer partícipes a todos sus seguidores de lo rápido que ha recuperado su figura, publicando una foto en la que aparece tumbada sobre una colchoneta con forma de labios y ataviada con un bikini negro.

“Antes del atardecer #Situación actual”, añadió Irina junto a la imagen para dejar bien claro que no se trata de una foto antigua y que, a día de hoy, ya luce de nuevo la silueta que la encumbró a lo más alto del mundo de la moda.

Irina Shayk luciendo su figura en Instagram.

Aunque no es ninguna novedad que una modelo consiga perder los kilos de más ganados durante el embarazo en un tiempo récord, parece que Irina podría destronar con su rápido cambio físico a su compañera de Victoria’s Secret Adriana Lima, quien hizo historia en 2012 al participar en el famoso desfile de la firma de lencería exactamente cinco semanas después de dar a luz a su segunda hija.

Según varias fuentes cercanas a la pareja de Bradley Cooper, Irina no se privó de ningún capricho durante los nueve meses de gestación, pero también estuvo trabajando mano a mano con un entrenador personal para que la transición tras dar a luz fuera lo más fácil posible, lo que podría explicar su espectacular recuperación.

“Tiene algún que otro antojo y se deja llevar por todos ellos.

Le encanta estar embarazada y ver cómo crece el bebé dentro de su barriga.

Ha estado haciendo ejercicio de forma relajada y trabajando con un entrenador”, aseguraba al portal de noticias E! News.