Moda

El decálogo de la belleza que todas debemos aplicar

La Prensa

Con la contaminación, los rayos del sol y el paso del tiempo, es fácil que el rostro se vea envejecido, cansado y pronto aparezcan las primeras arrugas y líneas de expresión.

Por eso es importante seguir ciertas reglas cotidianas de beauty, las cuales te ayudarán a prevenir esta situación y lucir un cutis saludable.

Paulina Soto, una de las expertas en belleza más reconocidas de México, te da sus 10 recomendaciones.

1.

Desmaquíllate todas las noches.

Es fundamental, pues mientras tú duermes, la piel se regenera.

Si no lo haces, le pones “carga de trabajo extra” a las células que se encargan de esta función.

Además, al limpiar tu rostro lo liberas de impurezas, evitas que se tapen los poros y que la suciedad provoque irritaciones.

2.

No toques los granitos.

Cuando aparece uno, es muy común caer en la tentación de exprimirlo.

Sin embargo, es mejor no hacerlo, pues solo provocas que la zona se irrite más.

También causas inflamación en el área y lo peor de todo es que te puede quedar una cicatriz.

3.

Revisa la caducidad de tus cosméticos.

Al igual que la comida, el maquillaje y las cremas tienen un tiempo de vida.

Por eso debes mantenerte atenta y estar consciente de que, una vez abierto el producto, tiene un tiempo de vida específico, el cual se indica en el empaque.

4.

Limpia las brochas una vez a la semana.

Te evitarás muchos problemas, pues de no hacerlo, los instrumentos de belleza comienzan a acumular polvo, suciedad y bacterias.

También es importante que evites prestarlas, consejo que también se aplica a productos como tu delineador y máscara de pestañas.

5.

Evita asolearte demasiado.

El sol es el causante número uno del envejecimiento prematuro, además de que deshidrata la dermis y provoca la aparición de manchas.

Debes usar protector solar todos los días.

6.

Relájate.

Es básico que sepas regular el estrés, pues la piel también resiente la presión y los nervios.

De no controlar tus nervios, pueden aparecer brotes o irritaciones.

7.

Duerme.

Es importante que tu sueño diario sea de entre siete y ocho horas, pues durante ese tiempo se lleva a cabo el proceso de regeneración celular.

8.

Hidrátate.

Debes tomar 2 litros de agua al día, ¡y los refrescos no cuentan! Trata de que sea una costumbre, pues te ayudará a eliminar impurezas.

9.

Establece una rutina diaria de belleza.

A partir de los 25 años, empezamos a perder colágeno y elastina, responsables de la firmeza y elasticidad de la piel.

Por ello, es clave que desde esa edad comiences a usar cremas para la cara y el contorno de ojos por la mañana y por la noche.

10.

Busca los cosméticos ideales.

Prueba y ensaya hasta que encuentres aquellos que vayan bien con tu tipo de piel, estilo de vida y rutina de trabajo.

.